Emociones, intestino y cerebro

Por qué hablar de lo que ocurre en el baño debería dejar de ser tabú, El País
13 July, 2015
caminar Squatty Potty
Beneficios de pasear con regularidad
28 September, 2015
Show all

Emociones, intestino y cerebro

Cada vez más estudios y experiencias científicas muestran al mundo la unión existente entre nuestros intestinos, nuestro cerebro y también nuestras emociones. Queda demostrado que los intestinos son nuestro segundo cerebro.
En la entrada de hoy queremos mostraros parte de un artículo publicado por la Doctora Mª Jesús Goñi, Licenciada en Medicina y Cirugía, a favor de la defecación en cuclillas y la hidroterapia de colon como hábito saludable.
En su artículo EMOCIONES-INTESTINO-CEREBRO nos informa de lo siguiente:
• Las últimas investigaciones sobre biología del desarrollo (la rama de la biología que estudia el desarrollo embrionario) han descubierto algo sorprendente: las células nerviosas del intestino proceden de la misma capa germinal que las del cerebro.
• Al igual que el cerebro, el intestino también contiene neuronas, alrededor de 200 millones, y allí se encuentran los principales neurotransmisores del cerebro (serotonina, acetilcolina, noradrenalina, GABA…). El ejemplo más llamativo es el de la serotonina, un neurotransmisor que influye en los estados de ánimo y que es liberado en un 95%… ¡por las células nerviosas del intestino!
La limpieza del intestino grueso permite limpiar en sentido literal las emociones negativas: ansiedad, tristeza, depresión… Así es; el intestino evacua los restos de comida que el cuerpo no puede digerir, pero también se encarga de evacuar el sobrante de hormonas de las emociones: serotonina, acetilcolina, noradrenalina, ácido gamma-aminobutírico (GABA)…
• Una de las técnicas más interesantes es la hidroterapia de colon, que se centra en el drenaje del intestino grueso, con el fin de favorecer la eliminación de las materias y residuos que llevan más tiempo ahí. No sólo se produce una auténtica depuración del intestino grueso, sino también una enorme limpieza de excedentes emocionales y cargas psíquicas. La persona tratada sufrirá asimismo menos saturación emocional, puesto que la irrigación del colon habrá depurado de una vez por todas emociones más o menos enquistadas.
Os invitamos a que leáis el artículo completo en el siguiente enlace, ¡es muy interesante!

EMOCIONES-INTESTINO-CEREBRO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *